top of page

Desmitificando la Cocina: Los 5 Mitos Más Comunes



La cocina está llena de viejas creencias y consejos transmitidos de generación en generación. Algunos de estos contienen gran sabiduría, pero otros son simplemente mitos que pueden confundirnos o incluso perjudicar nuestras habilidades culinarias. En este artículo, desmentiremos cinco de los mitos más comunes en la cocina.

Mito 1: Hay que añadir aceite al agua de la pasta para evitar que se pegue

La realidad es que añadir aceite al agua de la pasta no evitará que se pegue. En su lugar, la mejor manera de evitar que la pasta se pegue es hervirla en abundante agua y revolverla ocasionalmente. Además, el aceite puede hacer que la pasta se vuelva resbaladiza y que la salsa no se adhiera adecuadamente.

Mito 2: Enfriar rápidamente los alimentos calientes antes de refrigerarlos

Algunos creen que los alimentos calientes pueden alterar la temperatura del refrigerador y arruinar otros alimentos. En realidad, los refrigeradores modernos pueden manejar la introducción de alimentos calientes sin problema. Sin embargo, es una buena práctica dividir la comida en recipientes más pequeños para que se enfríe más rápidamente y uniformemente.

Mito 3: El alcohol se evapora completamente durante la cocción

Aunque es cierto que el calor hace que el alcohol se evapore, no todo el alcohol desaparece durante la cocción. Dependiendo del tiempo de cocción y del método, una porción del alcohol puede permanecer en el plato. Si estás cocinando para niños o personas que evitan el alcohol, considera esto.

Mito 4: Saltear la carne sella los jugos

Este mito ha sido desmentido por numerosos chefs y científicos de alimentos. Saltear la carne a alta temperatura no sella los jugos, pero sí carameliza la superficie de la carne, lo que puede añadir mucho sabor.

Mito 5: Los productos congelados son menos nutritivos que los frescos

En realidad, los productos congelados pueden ser igual de nutritivos, o incluso más, que los frescos. Esto se debe a que los productos se congelan poco después de la cosecha, lo que conserva su contenido nutricional. Por otro lado, los productos frescos pueden perder nutrientes con el tiempo.

42 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page