top of page

Sabías esto de la mantequilla de maní ?


La mantequilla de maní es un alimento que se ha convertido en un básico de la despensa en muchos hogares. Es rica en proteínas y grasas saludables, por lo que es una buena opción para incluir en una dieta equilibrada. Pero, ¿sabías que también se puede calentar y usar en recetas? Aquí te contamos más sobre cómo utilizar la mantequilla de maní en platos calientes.

Una de las formas más comunes de usar la mantequilla de maní en recetas calientes es a través de la preparación de salsas. Para hacer una salsa de maní simple, se puede mezclar la mantequilla de maní con caldo, salsa de soja y especias como jengibre, ajo y chile. La salsa resultante es cremosa y llena de sabor, y se puede utilizar para cubrir pollo, carne o verduras.

Otra forma de usar la mantequilla de maní en recetas calientes es en la preparación de sopas. Una sopa de maní es una opción popular que se prepara con caldo de pollo, cebolla, ajo, jengibre y mantequilla de maní. La mantequilla de maní agrega un sabor a nuez y una textura cremosa a la sopa, que se puede servir caliente acompañada de cilantro fresco y cacahuetes picados.

La mantequilla de maní también se puede agregar a los platos salteados de pollo, carne o verduras para agregar sabor y textura. Para hacer un salteado de pollo y maní, se puede saltear pollo en tiras con cebolla, ajo y jengibre. Luego se agrega mantequilla de maní y se revuelve hasta que se derrita y se integre con los demás ingredientes. El resultado es un plato sabroso y nutritivo que se puede servir sobre arroz o fideos.

La mantequilla de maní también se puede agregar a los postres calientes, como brownies o bizcochos, para agregar sabor y textura. Para hacer unos brownies de mantequilla de maní, se puede agregar mantequilla de maní a la masa de los brownies antes de hornear. El resultado es un postre delicioso y cremoso que es perfecto para los amantes de los cacahuetes.

Es importante tener en cuenta que la mantequilla de maní puede quemarse si se calienta demasiado, por lo que se debe tener cuidado al cocinarla a fuego alto. Es mejor agregarla al final de la cocción y mezclarla bien para que se integre en la receta sin quemarse. Además, es importante elegir una mantequilla de maní que no contenga azúcar agregada ni otros ingredientes no deseados.

En conclusión, la mantequilla de maní es un ingrediente versátil que se puede usar en recetas tanto dulces como saladas. Se puede agregar a salsas, sopas, platos salteados y postres para agregar sabor y textura. Sin embargo, es importante tener cuidado al calentarla para evitar que se queme y elegir una mantequilla de maní de alta calidad que no contenga ingredientes no deseados

99 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page